noticiasvigo.es

En algunos de los trabajos más cotidianos de la vida, es necesario el uso de determinadas herramientas. No estamos hablando de herramientas con las que llevar a cabo una actividad en concreto, sino herramientas de protección para evitar sufrir daños en nuestro cuerpo, en este caso nos podemos encontrar con cascos, guantes, o por ejemplo unas botas de seguridad cuyo propósito pueden ser que no nos caiga algo en la cabeza y nos dañe, no sufrir un calambre o que algo no nos aplaste el pie.

Sin embargo, cuando estamos hablando del deporte, en este sentido si que podemos entender a estas herramientas como útiles que nos permiten disfrutar de una protección mientras nos ayudan a llevar a cabo una actividad, como por ejemplo es el caso de las punteras gimnasia rítmica.

Si alguna vez has tenido la suerte de disfrutar del maravilloso espectáculo de la gimnasia rítmica, no hace falta ser muy observador como para tener en cuenta todo lo que pueden sufrir los pies, cuyos dedos acaban en determinados momentos por cargar el peso de todo el cuerpo. En este sentido nos encontramos con giro tras giro, poniéndose de puntillas y elevándose a la par que se realizan saltos y acrobacias, todo mientras los pobres pies se llevan la peor parte del ejercicio.

Las punteras, como aspecto fundamental dentro de la gimnasia rítmica

El uso de estas punteras, va más allá de facilitar los giros de las gimnastas, sino que su principal función también es servir de protección para evitar lesiones a la hora de llevar a cabo las operaciones más complicadas.

Debido a la forma que tienen y su final puntiagudo, también facilitan bastante la realización de determinados ejercicios que sin ellas, difícilmente sería posible. Para poder tener en cuenta la importancia de su trabajo, simplemente basta con mirar a unas punteras desgastadas con el paso del tiempo y pensar que todo ese deterioro que tienen, se lo han evitado a los pies.

Las punteras están diseñadas para disponer de un agarre perfecto en el pie y con ello evitar luxaciones o giros inesperados. Igual que un futbolista utiliza los tacos de sus botas para correr mejor por el césped y disfrutar de un mejor aguante o lo mismo que un jugador de baloncesto precisa de una playera que le agarre firmemente al parqué de la cancha, las gimnastas necesitan de estas punteras que les sujete firmemente el pie para que este se muestre más firme y resistente a la hora de realizar los ejercicios.

De hecho, si te estás planteando practicar ejercicios de gimnasia rítmica y llevar a cabo algunos de sus movimientos, lo primero que tendrías que hacer sería el comprar unas punteras, puesto que si esto, llevar a cabo cualquier tipo de actividad es completamente imposible, a menos que estés dispuesto a sufrir todo tipo de lesiones que más adelante, te impediría el poder disfrutar, de las maravillas de este deporte. Por todo esto, nunca dejes de lado tus punteras.

Categories: España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *